THINKING OF THE DAY


"A Uno le baja la Moral a Semisótanos inimaginables"
 "The One Down Moral to Semisteroids unimaginable"





LOS REYES MAJOS EXISTEN

Ay los Reyes Majos... me pongo muy nostálgica recordando aquellas Vísperas de Reyes en las que los nervios no me dejaban coger el sueño. Tenia miedo a despertar en mitad de la noche y que al ver a los Reyes no me dejaran nada. Mi hermano y yo dormíamos en litera, yo abajo y él arriba. A eso de las 8 de la mañana ya estaba yo impaciente estirándole de la manga del pijama para comprobar si estaba despierto y así levantarnos los dos a chafardear por el salón. Nunca abríamos los regalos hasta que mi madre no nos diera permiso, era como un ritual que se repitió año tras año. Hasta que volamos cada uno por su lado. Yo ya siendo adulta incluso me llegué a quedar a dormir en casa de mis padres la Víspera de Reyes como para rememorar esas vísperas pasadas. Claro, me faltaba mi hermano que siempre me frenaba, ya no lo tenia en la cama de arriba para poder estirarle de la manga del pijama y que me dijera:

-"Siiii, estoy despierto gracias a tí, pesada"



Lo que nunca entendí es que a veces me traian cosas que mis padres no me dejaban usar hasta que pasaran unos años y me los guardaban en la parte más alta del armario para que no pudiera cogerlos. Por ejemplo este artilugio para tejer de todo, el TRICOTRAM de la Srta. Pepis que me parecia la máquina del demonio y con la que nunca llegué a tejer nada.


Quien no recuerda el CINEXIN... ¡pues tambien me lo guardaron!. Yo sigo pensando que mi padre se lo pidió para él porque a mí no me lo dejaba tocar.


Nunca tuve la ansiada bicicleta pero mi hermano si. Recuerdo que me subia en ella hasta que le espachurré las ruedas de quita y pon que eran de plástico algo que le cabreó muchísimo a mi hermano y sobretodo a mis padres. De esa manera él se quedó sin bicicleta gracias a mí.

Otro de mis juguetes favoritos de niña fue esta marioneta llamada LOSI GOSI, una especie de avestruz con unas patas muy largas que acababan en unos cuencos al revés a modo de pezuñas. Lo que más me gustaba era el ruido que hacian esas pezuñas en contacto con el suelo. Tambien recuerdo que al cabo de un rato mi madre me la quitaba porque la tenia hasta el mismísimo con tanto ruidito, jajaja.


 Luego me dio por el maquillaje y como no, los Reyes, muy listos ellos y con grandes poderes ultrasensoriales, me trajeron la Caja de MAQUILLAJE DE FANTASIA de la Srta. Pepis. Contenia una máscara de plástico con la que demostré mis aptitudes pues hacia unos looks de miedo, digo de miedo porque daban auténtico terror verlos, además recuerdo que traia muy poquita leche limpiadora y ya la gasté toda en el primer maquillaje que hice. Una pregunta, ¿alguién consiguió realizar algunos de los super maquis que se mostraban en la tapa de la caja?. Por favor que me escriba y me lo diga.


Han habido más juguetes que marcaron mi infancia y niñez: las Barriguitas, la Rueda de la Moda, los Juegos Reunidos Geyper, un Teléfono-Joyero Secretitos, las Barbies, mi Cartera de Marco de color verde con el ribeteado amarillo, un Plumier de madera hecho por mi padre, y ya más mayorcita la Colonia Chispas.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...